28 diciembre 2015

#Querido diario: Frustración

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Frustración

Querido Diario:
Eran las diez de la noche de un domingo. Los avances sobre los resultados electorales se sucedían en todos los canales de televisión. En las tertulias se repetían una y otra vez los mismos argumentos e idénticas previsiones de futuro según el color del tertuliano de turno.

Harto de todo aquello optó por apagar la televisión y reflexionar. 

Le parecía imposible que el partido que había destrozado, uno por uno, todos aquellos logros que tantos años y tantas huelgas les había costado conseguir hubiera vuelto a ganar las elecciones. 
Entendía sin esfuerzo que determinadas personas le votaran pero eran demasiados votos. Estaba claro que muchos de los que habían "rescatado bancos" y habían visto cómo despedían a sus compañeros con unas indemnizaciones cada vez más menguadas o cómo "lanzaban" de sus casas a padres mayores que habían avalado a sus hijos o a familias con niños pequeños que habían perdido su trabajo habían tenido que darles su voto.

Era el paradigma de la frustración. Sentía tristeza y desilusión. Tentado estuvo de mandarlo todo al cuerno y no volver a votar. ¿Para qué? Pero, un momento después, pensó en la Naturaleza; en cómo después de un incendio los brotes y las briznas de hierba asoman entre la maleza y los troncos calcinados, en cómo los animales luchan cada día contra las dificultades para sacar adelante a sus crías, en cómo todos esos perros y gatos abandonados piden ayuda a cualquiera que pase cerca (aunque muchos humanos miren hacia otro lado) para sobrevivir y vuelven a confiar en la gente a pesar del maltrato y la decepción y se dijo a sí mismo que ni hablar, que él no iba a ser menos, que una persona es un voto y no iba a dejar que el suyo se perdiera. ¡Había que luchar!


Fuente: www.aulafacil.com

Si quieres leer más relatos sobre la frustración haz clic aquí y después en la ranita azul.


*Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños (Pablo Neruda)


06 diciembre 2015

#150 palabras: La reconquista

By Utopía (kaykantauri-cronista)

                                                       La reconquista

Fuente: espaciodenoticias.com

La Navidad se acercaba y fueron a ver la iluminación del centro de la ciudad. Todas las luces eran azules y blancas, realmente bonitas y, sin embargo, un velo de tristeza envolvió su corazón. Venían a su mente tantos recuerdos, la música, los olores, el calorcito de la mano de su padre cuando iban a visitar los belenes del Casco Viejo.

Casi sin darse cuenta, se sentó en un banco con una excusa cualquiera. Sus hijos no entendían que recordara tanto al abuelo, incluso le habían recomendado pedir ayuda profesional. Lo único que necesitaba era saberse comprendida pero...

Decidió hablar aún menos de sus cosas. ¿Para qué si no querían escuchar? ¿Por qué les molestaba tanto que los recuerdos le ayudaran cada mañana a levantarse, a enfrentar el día con una sonrisa y estar ahí cuando la necesitaban? Sonrió para sí y se decidió. Aquella sería su particular conquista.


Fuente: Imágenes libres de Google

Puedes enterarte de qué va esto de las 150 palabras y leer otros relatos aquí.

*Persigue tus sueños, no los de los demás.


29 noviembre 2015

#Querido diario: Ilusión

By Utopía (kaykantauri-cronista)
                                  
                                 Ilusión
Querido diario:
El término ilusión se refiere a la interpretación errónea de un estímulo externo real; por ejemplo, pensar que una sombra en una calle oscura es una persona.

A poco más de un mes para que acabe el 2015 me voy a permitir varias ilusiones:

- Que el próximo 20 de diciembre todos los que tengan edad para votar tendrán bien claro lo que nos han hecho estos últimos años, los recortes sociales que estamos sufriendo, las mentiras que nos han contado y nos están contando, los robos descarados que estamos pagando los que no los cometimos, las mejoras laborales que nos costaron años (y muchas huelgas) conseguir y que nuestros hijos no disfrutarán, la destrucción de empleo y el escuchar una y otra vez que vivimos por encima de nuestras posibilidades... y sabrán a quién no deben votar para que empiece el cambio.

- Que no se están aprovechando los desgraciados acontecimientos ocurridos en París para dar un portazo en plena cara a los miles de refugiados que han desaparecido de las televisiones y se han vuelto invisibles.

- Que a los dirigentes de los países más poderosos del mundo se les va a abrir la mente y en un sorprendente momento de lucidez se darán cuenta de que a los terroristas no se les vence bombardeando ciudades llenas de personas inocentes. Recuerden, por favor, aquellas otras armas que nunca existieron pero nos metieron en otra guerra, esta sí, muy real.

- Soñaré con un 2016 en el que no se regalen animales como si fueran objetos. Para nuestra más absoluta vergüenza, España encabeza el ranking europeo de abandono de mascotas. Pensaré que cesarán todos aquellos espectáculos en los que se maltratan animales de una forma u otra (experimentos, toros, zoológicos, circos...)

   
Fuente

¿Y a ti qué te ilusiona? Cuéntamelo en los comentarios.

Si quieres ver qué les ilusiona a otros, clica aquí y luego en la ranita azul.

*Mi mayor ilusión es seguir teniendo ilusiones


#150 palabras: La espera

By Utopía (kaykantauri-cronista)

La espera




La noche avanzaba y él continuaba despierto esperando su llegada.

Tuvo tiempo de repasar los grandes acontecimientos del último año: recortaba cada vez mejor, pintaba con los pinceles que les repartía la maestra sin tirar los botes y, sobre todo, era capaz de subir y bajar él solito las escaleras de la casa de juegos que había en el rincón.

En conjunto estaba bastante contento. No había roto muchas cosas aparte de unos platos de postre, un cuenco de cerámica y el jarrón aquel tan feo que decían que era carísimo. 

Solo tenía un deseo: montar a Belleza, sentir sus sacudidas  y su calor cuando galopaban a la aventura y luego descansar junto al fuego mientras contaban historias.

A punto de quedarse dormido oyó el familiar ruido del coche mientras aparcaba y sonrió. Ya estaba allí. Su ex mujer le traía a su hijo para que pasaran juntos la Navidad.


Si quieres saber más sobre las 150 palabras, haz clic aquí.

*La felicidad no existe si no se comparte.


22 noviembre 2015

#150 palabras: La decisión (labios, tiempo, ilusiones)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

La decisión


Crédito: viajar.elperiodico.com


Siempre había hecho lo correcto: estudiar, formar una familia y trabajar. Los últimos años habían pasado volando inmersos en la rutina.

Hasta aquel cumpleaños. Se sentía solo, el trabajo era monótono, y, desde luego, su familia pasaba de él. Ninguno se molestaba en saber cómo se sentía o en conocer sus opiniones sobre los últimos acontecimientos y cuando les llamaba para tomar un café y charlar siempre estaban muy ocupados. 

Una tarde pasó por delante de una agencia de viajes. Mirando el escaparate supo que no había tiempo que perder. Decidió que no iba a seguir allí y que iba a cumplir sus ilusiones. Entró con una enorme sonrisa en los labios.

Dos semanas más tarde había firmado los papeles para prejubilarse, su piso estaba en venta y tomaba un avión rumbo a un sitio cálido, con buenas vistas. Ya se lo explicaría por carta cuando tuviera tiempo.


Si quieres leer otros relatos clica aquí.



15 noviembre 2015

#150 palabras: Tous sommes Paris (folios, encuentro, movimiento)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

                                                 TOUS SOMMES PARIS




Era lunes. Los alumnos se fueron sentando pero uno no levantaba la mirada de su libro. Empezaron los cuchicheos y las miradas duras. Lo que tanto había temido durante el fin de semana estaba a punto de producirse.

El atentado en París había dejado más de cien muertos y muchos heridos. Unas horas después el Estado Islámico reconocía su autoría en nombre de Alá.

Les pidió que guardaran todo y empezó a hablar. 

Con tono sosegado les hablo de las principales religiones monoteístas, del respeto... y de la sed insaciable de dinero que movía a gobiernos y empresas. De lo peligroso que sería pensar que todos los árabes son terroristas. De lo importante que era recordar quiénes son nuestros compañeros, como Mohamed que seguía con la mirada clavada en la mesa, o tantos otros con culturas diferentes. Familias que durante la Semana Cultural nos contaban sus costumbres o traían sus dulces típicos.

Decidieron hacer un enorme mural con la solidaridad como punto de encuentro. Mohamed repartió los folios y todo se puso en movimiento.
   

                              CONTRA LA VIOLENCIA, SOLIDARIDAD




 Si quieres saber más sobre las #150 palabras haz clic aquí.


*Que la violencia no apague la luz

08 noviembre 2015

#150 palabras: Pistacho & Curry (noche, cinco, rayo)

By Utopía (Kaykantauri-cronista)

Pistacho & Curry

Caía la noche y los cinco amigos estaban cada vez más nerviosos. ¿Y si no les gustaba? 

Pistacho y Curry habían comprado una casita a las afueras del pueblo y daban una fiesta de inauguración. Sus amigos Sugus y Oreo llevaban horas adornando el pequeño jardín y Naranjito colocaba como un rayo mesas y sillas.

De pronto, como si se hubieran puesto de acuerdo, empezaron a llegar los demás y todo fueron saludos y regalos. Las mamás llevaron sus platos preferidos: croquetas, pinchos, almejas en salsa verde y albóndigas, y los amigos unas estupendas tartas de manzana.

Cuando ya no podían comer más les hicieron una visita guiada y después de muchos ¡Ahhhh! y ¡Ohhhh! todos se sentaron en el jardín iluminado por las guirnaldas de colores a disfrutar del tiempo y de la buena compañía. 

Pistacho y Curry se miraron y sonrieron. Se querían y desde su casa se divisaban las estrellas.

                  

Fuente:es.dreamstime.com



Si quieres participar en #150 palabras o leer más relatos, haz clic aquí y luego en la ranita azul.


* En realidad la casa es del gato, nosotros solo pagamos la hipoteca (Anónimo)



27 octubre 2015

#Querido diario (octubre): Culpa

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Querido diario:
Todos nos hemos sentido culpables alguna vez.

Hay ocasiones en las que esos pequeños remordimientos dibujan en mi cara una enorme sonrisa: cuando rebaño la salsa con ese pan tan rico, cuando paso todo el domingo en pijama o dejo que Rubi se suba a mi cama. ¡Soy tan feliz!

Pero, ¿qué hay de esos que amasan fortunas a costa de todos mientras sigue habiendo desahucios, hay niños que solo comen decentemente en el comedor del colegio (y adultos en Cáritas) y personas que por robar cosas de escaso valor se enfrentan a penas de cárcel? Algunos de los que roban millones entran en prisión pero nunca devuelven nada. Casi se diría que cada mes de cárcel les reporta un enorme beneficio.
¿Dónde están la moral, la ética o la culpa?

Cada vivencia nos sirve para crecer como personas. Reflexionemos y actuemos para cambiar  la situación de nuestro país el 20 de diciembre. ¡Hagamos que esta vez ellos se sientan culpables!


Fuente: HoyVerde.com

Si te interesa saber de qué va #Querido diario y leer sobre qué hace sentirse culpables a otros haz clic aquí y luego en la ranita azul.


                                            *Si me engañas una vez tuya es la culpa. 
                                             Si me engañas dos, la culpa es mía. 
                                                                                   Anaxágoras

25 octubre 2015

#150 palabras: Gatito (otoño, canto, aire)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

                                                                   Gatito

Aquella mañana el aire olía diferente.

Gatito olisqueó con cuidado, escuchó atento el canto del riachuelo cercano y decidió que el otoño estaba cerca.

Había mucho que hacer: limpiarse bien las patas, desgastar un poco las uñas para no arañarle el suelo, atusarse el pelo y los bigotes y, una vez bien acicalado, acercarse a la casa grande donde aquella señora tan amable le permitiría pasar las frías noches delante del fuego.

No recordaba cuándo empezó todo. Solo sabía que él vivía libre en el bosque la mitad del año y la otra mitad ella le recibía encantada y le hablaba muy suave cada vez que se acercaba.

No sabía cuánto duraría, pero estaba decidido a aprovechar cada uno de aquellos momentos. Así es cómo les llamaba ella, "Gatito, le decía mirándole a los ojos, la vida se mide en momentos y nadie podrá quitarnos estos". Y él se dormía confiado a su lado.


Imagen: Miperroesúnico.com



*Si quieres participar en #150 palabras o leer otros relatos, haz clic.

El tiempo pasado con gatos nunca es tiempo perdido (Sigmund Freud)

18 octubre 2015

#150 palabras: Solo para tus ojos (biblioteca, sobre, calle)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Solo para tus ojos

Salió a la calle y empezó a andar. Cuando llegó a la Biblioteca subió rápido las escaleras y echó un vistazo a su alrededor. Estaba seguro de que le seguían pero no pudo descubrirlos. Sabía que solo tendría una oportunidad.

Entró en la primera sala de lectura y ojeó varios libros. Poco a poco fue acercándose a ella. Había varias personas haciendo cola. Una señora acaparaba su atención preguntando sobre la biografía de un famoso.
Fuente: Google


De repente sintió que le observaban. Miró a uno y otro lado incapaz de saber... Tras él solo quedaban un jubilado y un ama de casa con tres novelas románticas y cara de felicidad.
Era su turno, entregó un libro a la bibliotecaria con el sobre en su interior. Apenas tuvo tiempo de decirle la consigna acordada: "Solo para tus ojos". Cayó al suelo y los gritos comenzaron. De la espalda del cadáver sobresalía el mango de un antiguo cuchillo de nácar.




¿Quién fue el asesino? ¿Por qué?

*Si quieres leer más relatos y saber de qué va todo esto de las #150 palabras, haz clic aquí.


"Desde el momento en que uno tiene vida interior ya está llevando una doble vida" 
                                                                                 (La vida secreta de las palabras)


11 octubre 2015

#150 palabras: Coincidir (espacio, agua, caso)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Cuento Nº 3: Coincidir

Lucas era pequeño y tan caprichoso que nadie le hacía caso. Le encantaba el agua pero necesitaba mucho espacio. Sus hermanos decidieron darle una lección y se fueron de excursión sin él.

Cuando despertó solo se escuchaba el rumor del viento que mecía suavemente la hierba. Corrió por todos lados sin dejar de graznar y ¡zas! de repente se estrelló contra algo caliente y blandito. El susto fue mayúsculo porque era un gato de la granja cercana. Aunque era jovencito como él a Lucas le pareció un gigante.


Foto: MLC.   Calendario: Paul Kaye


El gigante se agachó, le olió y acercó una patita para tocarle. Lucas estaba tan asustado que no se movió y ambos descubrieron que aquello les gustaba. Jugaron toda la mañana y después se tumbaron al sol en el tubo donde vivía el gatito. Era un espacio pequeño pero Lucas aprendió que cuando se quiere estar con alguien ceder cuesta muy poco.

Si quieres saber más sobre #150 palabras y leer otros relatos haz clic aquí.


Fuente: Acción Poética


* Coincidir es una preciosa canción de A. Escobar y R. Rodríguez que haría famosa Silvio Rodríguez.


04 octubre 2015

#150 palabras: Armas de mujer (palo, profesora, leche)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

                               Cuento Nº 2: Armas de mujer

Image by Paul Keye

Todos los lunes pasaba la reata. Eran burritos pequeños, de la tierra, sobrecargados y obligados a trabajar hasta la extenuación y ella sufría cada vez que el dueño les arreaba con el palo. Más de una vez la había tirado al suelo de un empujón mientras intentaba impedirlo.

En el pueblo nadie hacía nada, todos pensaban que era lo normal hasta que llegó la nueva maestra.Venía de la capital. Era guapa y elegante, la envidia de todas las mujeres y aquello lo cambió todo.

Un día, después de repartir la leche, la niña le contó sus penas. La profesora la abrazó y sonrió. Empezó a reunirse con las mujeres del pueblo, hablaron de maquillajes y peinados, copiaron vestidos de las revistas y pasado un tiempo las convenció de que sus maridos eran unos brutos que había que desbastar: ducha al volver del trabajo, casas bien encaladas, cuadras en condiciones y animales bien tratados. Y María, "la loca de los animales", recuperó su nombre y la fe.


*Si quieres saber más sobre #150 palabras y leer otros relatos pasa por aquí.



Fuente: Fb

27 septiembre 2015

#150 palabras: El valle de Kayleigh (hada, curso, taburete)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

La noche transcurría lentamente. Se había desvelado y decidió iniciar una serie de cuentos para aquellos nietos que aún no tenía y que, probablemente, no podría conocer.


Cuento Nº 1: El Valle de Kayleigh

Fuente

En el país de las hadas todos estaban muy nerviosos. Pronto comenzaría el nuevo curso para las aprendices de hadas. Todo eran carreras y revoloteos mientras las madres daban a sus hijas consejos de última hora y estas extendían cuanto podían sus nuevas y relucientes alas.

A las 9 en punto las enormes puertas se abrieron y todas las hadas portando cada una su taburete entraron ansiosas sin mirar atrás. Pasaría un año entero antes de que volvieran a verlas.

Nadie reparó en Freddy que, escondido tras un árbol, se había despedido en silencio de su amada Faylinn.
Él también se iba. Marchaba a cumplir su primera misión pero nada ni nadie podría evitar que dentro de un año exacto él estuviera allí para recibirla.


*Si quieres leer otros microrrelatos sobre hadas o participar en #150 palabras, haz clic aquí.


*Lleva mucho tiempo crecer hasta convertirse en un niño (Pablo Picasso)

21 septiembre 2015

#Querido diario (septiembre): Pasión

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Querido diario: 
La pasión es un sentimiento tan fuerte que puede nublar la razón.
                                                      
Yo soy una mujer muy apasionada pero solo de puertas adentro. Por fuera me controlo mucho porque no me gusta dar espectáculo. 
Me lo han dicho más de una vez: "Parece mentira, con lo tranquila que pareces y en dos segundos te conviertes en una madre leona o en una desatada amante de los animales". También lo soy en otros ámbitos, pero, claro, eso lo sabe muy poca gente.

No hay que confundir querer a alguien con sentir auténtica pasión. Por ejemplo, a los hijos hay que quererlos, sentir pasión por ellos solo conduce a un dolor extremo que no compensa.

Si tienes suerte, puede haber en tu vida una persona que siente (y por la que sientes) esa pasión que no se acaba nunca porque no la alimentan la razón, ni la voluntad y con ella no acaban la distancia ni la muerte porque esta vida sin él solo es un lapso de tiempo que rellenas con lo que sea hasta que os volváis a reunir.


Y a ti ¿qué te apasiona? Cuéntamelo.

Si te interesa saber de qué va #Querido diario y saber cuáles son las pasiones de otros haz clic aquí  y luego en la ranita azul. 

*Será mejor que aprendas a vivir sobre la línea divisoria que va del tedio a la pasión (Joaquín Sabina)

20 septiembre 2015

#150 palabras: Deseo (mano, deseo, vuelo)

By Utopía (kaykantauri-cronista)
   
Era un domingo cualquiera. Se miraba las manos mientras escribía.
Aquellas manos que habían amado tanto, acariciado tanto, soñado tanto... estaban ahora ociosas sobre el teclado.

La vida juega a veces malas pasadas. Decepcionas y te decepcionan. Sufres y haces sufrir. Llega un momento en que no se puede más y hay que parar, dejar a un lado el deseo de un futuro cálido, a su lado, y alzar el vuelo.

Alzar el vuelo no es huir que es lo que más desea. Es sobreponerse y planear por encima de esta vida esperando el momento de volver a sentir el olor de otra persona que nunca ha olvidado, su mano fuerte, los abrazos que le hacían sentirse seguro y compartirlo todo, para toda la eternidad, cuanto más lejos mejor. Afortunadamente el tiempo corre a su favor.



Crédito

Y tú, ¿qué es lo que más deseas?

Si quieres saber de qué va esto de las #150 palabras, clica aquí. 

*Si yo tuviera el tiempo en mis manos, volvería a hacer lo mismo otra vez (Nelson Mandela)

13 septiembre 2015

#150 palabras: La magia de vivir (boca, mago, consonantes)


By Utopía (kaykantauri-cronista)


Crédito imagen

                                     
Luz odiaba los circos en los que utilizaban animales, por eso decidió que aquel sábado no saldría con sus amigos. 

Su padre le comentó que por la tarde se inauguraba un pequeño local. El número fuerte sería un espectáculo de magia y allá fueron los dos.

Al cabo de diez minutos Luz pensó que habría sido mejor quedarse en casa, todo era tan normal, tan previsible: juegos de cartas, pañuelos de colores, monedas que cambiaban de bolsillo... En ese momento las luces se atenuaron y de la boca del mago empezó a salir una especie de niebla. Las palabras se encadenaban unas con otras con una cadencia especial. Nadie entendía nada, parecía que solo susurraba consonantes y entonces sucedió: todos parecieron comprender a la vez el mensaje en sus cabezas.

Volvieron a sus casas pero ya habían cambiado, nada volvió a ser igual y la marea se extendió a medida que el mago viajaba.



Si quieres descubrir qué hay detrás de las 150 palabras, haz clic.

*Cuida la naturaleza, ayuda a quien lo necesite, vive, disfruta.


03 septiembre 2015

# Querido diario (agosto 2015) : Vergüenza

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Querido diario:
Acabo de volver de vacaciones y siento vergüenza. 

Nos quejamos mucho y por cualquier cosa: por volver a madrugar, por retomar la rutina, porque llueve y hay que ponerse de nuevo los zapatos cerrados con la pereza que da...
Mientras tanto nos olvidamos de todas esas personas que tratan de atravesar fronteras de forma suicida porque huyen del hambre o de guerras que solo interesan a unos pocos. Nos olvidamos de aquellos que padecen una enfermedad grave y, también, nos olvidamos de los que lloran la ausencia definitiva e infinitamente desoladora de maridos, hermanas que ejercieron de madres o amigas del alma...

Dejémonos de tonterías, valoremos todo lo bueno que nos rodea y busquemos el modo de ayudar a otros (sean de dos o cuatro patas). Quizás así...



Crédito de la imagen


Si quieres saber de qué va el Diario y leer lo que otros han escrito sobre la vergüenza, haz clic aquí y luego en la ranita azul.

18 junio 2015

#Querido diario (junio 2015): Miedo

By Utopía (kaykantauri-cronista)
Dedicado a ti, Rubi, mi amigo, mi compañero, mi sostén en tantos momentos malos.


Crédito imagen


Tengo miedo, mucho miedo, miedo de que no lleguemos a tiempo, de que la sociedad no cambie o cambie tarde, de que se sigan transmitiendo estas "costumbres" a los más pequeños, de que haya gente que lo vea normal y haga fotos como si fuese algo digno de verse.

El día 22 de junio se celebrará en Yulin (China) "El Festival de la carne de perro"

Los transportan en condiciones inenarrables y los cocinan en vivo metiéndolos en recipientes de agua hirviendo, despellejándolos y descuartizándolos vivos, los atan y los exponen de forma atroz...

En 2014 murieron así más de 10.000 perros.


Toda la información está en Internet. Os invito a que veáis las fotos, yo no paso nunca de la tercera.
Me encojo en el asiento, me sobrepasa la tristeza y el llanto es incontenible, pero así no lo pararemos.

Firmad las peticiones de Facebook, colgad vuestros STOP YULIN 2015  en Instagram y en todas las redes sociales que podáis...


crédito imagen


NO MIRÉIS HACIA OTRO LADO

NO OS QUEDÉIS QUIETOS, DAD UN PASO AL FRENTE

ENTRE TODOS SÍ PODREMOS


Si quieres participar o leer lo que otros han escrito sobre el miedo, haz clic aquí.

07 junio 2015

#150 palabras: Las vacaciones (ventanilla, bolsa, collar)

By Utopía (kaykantauri-cronista)


Crédito imagen


Viajaban en un barco de esos que tienen el fondo de cristal. Estaba tan nerviosa que no dejaba de juguetear con el collar nuevo. 
De repente las bolitas salieron disparadas en todas direcciones. Su madre y ella empezaron a recogerlas, el resto de pasajeros colaboró y un niño le prestó la bolsa de sus golosinas para meterlas.

Se llamaba Mario y era italiano. También estaba de vacaciones. Se sentaron juntos y pudieron contemplar cientos de peces de colores, varias medusas y un pulpo.

Habitualmente se mareaba mucho pero ese día, con tantas emociones, no tuvo tiempo.

Al despedirse descubrieron que los hoteles en los que se alojaban estaban muy cerca y quedaron para ir todos a la playa al día siguiente.

Días más tarde, mientras volvían a casa y miraba sin ver a través de la ventanilla pensó que habían sido unas vacaciones estupendas y, además, tenía un nuevo amigo.


Si quieres leer otros relatos y saber en qué consiste esto de las #150 palabras, haz clic.


* Desconecta, conoce gente, descansa

31 mayo 2015

#150 palabras: Un sueño fugaz (naranja, canicas, fugaz)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Era su cumpleaños y solo tenía un deseo: "Que el Athletic gane la copa" 

MLC


Su deseo era el de todos. Había que vivir allí para sentirlo, para entenderlo. Se manifestaba en balcones y ventanas, en las tiendas y en los dibujos de Barça y Athletic coloreados en tantas aulas el viernes por la tarde porque el respeto por el rival es fundamental.

MLC


Barcelona se volvió rojiblanca. Acudieron miles de seguidores a rugir con los leones, a demostrar que el Athletic no es solo fútbol. Es un sentimiento que se extiende, que te envuelve y te hace más grande mientras gritas: ¡Athleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeetic, riaaaaau!

MLC


El ambiente entre ambas aficiones fue perfecto, como debe ser.

Y llegó la hora del partido. Apretaba sus canicas de color naranja convencido de que les traerían suerte hasta que Messi, el hijo del viento, marcó un gol estratosférico. 

Había sido un deseo fugazYa llegará, le consoló su padre con la voz rota.

                        Aupa Athletic!!!    Visca el Barça!!!


*Si quieres saber en qué consiste esta idea de #150 palabras y leer más relatos, haz clic aquí.

24 mayo 2015

#150 palabras: Sí se puede (risas, imaginación, peligro)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Definitivamente aquel niño estaba triste. Pasaba los recreos sentado en una esquina.

Preguntó a otros profesores por si alguien más se había fijado. Sí, le respondieron, desde que se les acabó el subsidio...

Dos días más tarde le pidió que utilizara su imaginación y diseñara un robot para el Taller de Maquetas, le llevó cómics que acababa de comprar con la excusa de que los tenía por casa y nadie los leía... pero lo que le hizo hablar fueron las galletas. Fue como si hubiesen abierto unas compuertas. Le dijo que tomaba un vaso de leche cuando se podía y que había descubierto que sus padres no lo hacían algunos días para que se la tomara él. Le contó (con ocho años, por dios) que su papá había cambiado aunque les quería mucho y que su mamá lloraba. 
Comprendió que el verdadero peligro era consentir una generación de niños sin risas. El primer paso era ir a votar. Y fue.

Fuente:Rama


Si quieres saber de qué va #150 palabras y leer otros relatos, clica aquí.

*Si quieres cambiar algo, da el primer paso. Actúa.

17 mayo 2015

#150 palabras: El secreto (pasillo, cautela, escoba)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

No recordaba quién le había recomendado este hotel. Estaba perdido entre montañas y la carretera era espantosa.

Se había levantado al alba, quería desayunar y dar un largo paseo. Avanzaba con cautela por el pasillo para no molestar. Parecía el asesino de El Resplandor en lugar de una mujer de mediana edad harta del ruido y del estrés de la ciudad.

Pensó que si quería silencio había ido al lugar adecuado, pero estaba muy oscuro, desde las ventanas apenas podía ver algo debido a la bruma y sentía un desasosiego cada vez mayor. 

Crédito imagen


Escuchó un ruido, se volvió y tuvo que hacer un gran esfuerzo para no gritar. A aquella mujer solo le faltaba la escoba para parecer una bruja. De pronto la luz inundó el pasillo y el encanto se rompió. La dueña le comentó que el hotel era antiguo y el generador daba problemas.

Mientras desayunaba pensó que tenía demasiada imaginación. No se dio cuenta de cómo la observaban.

Para conocer esta idea de #150 palabras y leer otros relatos haz clic 

16 mayo 2015

#Querido diario (mayo 2015): Serenidad

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Querido diario:
No soy una persona serena. 
Soy apasionada. Río mucho (a carcajadas) y también sufro mucho porque es muy fácil herirme. 

Crédito imagen

Trato de tomarme la vida como viene, de no resistirme, de aceptar, de fluir... hasta que un día cualquiera una amiga recibe una noticia sobre su salud que hace tambalear los cimientos de todo lo que ha construido hasta ahora. 

Todo cambia, el tiempo se detiene y, a la vez, galopa.

Lo único que quieres es gritar que la vida es injusta, pero tu mente recorre a la carrera todas esas fases que repiten los psicólogos (negación, ira, negociación, depresión, aceptación) y que en realidad te importan muy poco.
Y un instante más tarde descubres que debes serenarte. Y vuelves a respirar porque habías olvidado hacerlo. Ejerces un férreo ejercicio de autocontrol que sabes bien que más adelante te pasará factura. Y sigues respirando, porque eso es lo que toca, porque es ella la que necesita dar rienda suelta a sus emociones, la que precisa que a su alrededor todos seamos firmes rocas donde apoyarse.


¿Y tú? ¿Qué tal te llevas con la Serenidad? ¿Ejerces a menudo o te dejas llevar por tus arrebatos?

Aquí puedes leer otras opiniones sobre la Serenidad.

*Quienes pueden, pueden porque creen que pueden (Virgilio)

03 mayo 2015

#150 palabras: Aceptar (sombras, realidad, salida)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Por más que le daba vueltas y vueltas no veía salida.
No le gustaba, pero la realidad era la que era: la relación con su hijo estaba llena de luces y sombras, más sombras que luces.


Lo había intentado todo, hablar con calma, enfadarse, hacerse a un lado... pero el final siempre era el mismo, a él era muy fácil herirle y su hijo no admitía ni la más mínima pregunta. Siempre pensaba que quería controlarle cuando lo único que deseaba era mantener una relación normal. 
Entendía perfectamente que el chico debía vivir a su modo y tomar sus propias decisiones, acertar, equivocarse y, sobre todo, vivir. 


Hasta que un día aceptó la situación y decidió que no quería sufrir más, que la vida seguía y nadie sabe qué nos deparará el futuro. 
¿O sí? lo que aparecía en sus sueños siempre se cumplía.

Ojalá su hijo, llegado el momento, recordara que siempre estaría allí.



#150 palabras es un reto propuesto por Marta (Diario de Algo Especial). Si quieres leer otros interesantes relatos, haz clic aquí.


*Aceptar es el primer paso para dejar de sufrir.
 Aprende a aceptar, deja fluir.

26 abril 2015

#150 palabras: El perfume (desconocida, lado, cabeza)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Le gustaba pasear por las ciudades a las que le llevaba su trabajo. Sentarse en la mesa de cualquier café y jugar a imaginar las vidas de cuantos pasaban por delante.

Crédito imagen
Una tarde salió a comprar el periódico y al volverse tropezó con una desconocida. Ambos se apartaron a la vez para dejar pasar al otro. Al darse cuenta, sonrieron y él inclinó la cabeza en una especie de saludo mientras ella pasaba a su lado dejando un rastro de perfume.

Volvió muchas veces al kiosko sonriendo para sí por lo que consideraba una tontería pero sin abandonar la esperanza.

En primavera, mientras esperaba en la cola de un cine, reconoció aquel olor. Se volvió con rapidez y ambos abrieron los ojos por la sorpresa. Ella también estaba sola... 

Siempre que sale el tema comentan entre risas que no recuerdan nada de aquella película...




#150 palabras es una idea de Marta (Diario de Algo Especial)
Si quieres leer más relatos, clica aquí.

*Nunca pierdas la esperanza.

16 abril 2015

#Querido diario (abril 2015): Alegría

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Querido diario:
Si preguntásemos a otras personas si son felices nos dirían mayoritariamente que sí. La cuestión es definir el grado de felicidad y eso lo mide cada uno con una escala muy personal. Cuando soy feliz voy por la vida alegre, con la sonrisa puesta, con ganas de comerme el mundo.

¿Qué nos produce alegría? 
A mí las cosas pequeñas: abrir las persianas y ver un nuevo día, que mi perro me reciba moviendo la cola y me mire con esos ojos tan preciosos que tiene, recibir una buena noticia, cruzarme con un desconocido y sonreír, los comentarios inocentes o no tan inocentes de los niños, ver un árbol florido en primavera, sentarme unos minutos a ver pasar la vida...


Las personas que se quejan continuamente sacan poco partido a la vida, por eso me gusta rodearme de personas alegres. 

La llegada de la primavera, los días más largos, esa explosión de vida en campos y jardines también me produce un subidón. 

¿A ti también te pasa? ¿Qué te hace sentir alegre?

Pasa por aquí para leer más sobre la alegría.





12 abril 2015

#150 palabras: El misterio del restaurante vacío (plaza, ruta, cantar)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Le gustaba cantar mientras conducía. La ruta que tocaba ese día le resultaba tan familiar como el pasillo de su casa. 
Decidió parar a comer en el siguiente pueblo, en un restaurante familiar con una estupenda comida casera.

Aparcó en la plaza y entró. Le extrañó el silencio y que nadie saliera a atenderle. Avanzó hasta el mostrador sin entender nada y cuando estaba a punto de darse media vuelta y marchar las campanas del pueblo parecieron volverse locas.

Alterado salió a la calle. Al acercarse a la iglesia las puertas se abrieron y salieron los novios y detrás familiares y amigos. Celebraban la boda del dueño del restaurante y todos habían ido a verla.

Crédito de la imagen

Volvió sonriendo al coche y condujo hasta el siguiente pueblo mientras pensaba cuánto influyen las series americanas. Por un momento había pensado en cadáveres, asesinos e investigaciones. Menos mal que nadie se enteraría.



#150 palabras es una idea de Marta (Diario de Algo Especial)
Si te apetece, puedes leer otros relatos aquí.

29 marzo 2015

#150 palabras: Un paso adelante (manos, pelo, respirar)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

El día era espectacular, quizás por eso decidió dar un largo paseo. 

No conocía el lugar. Se había regalado a sí misma unos días de relax en el Valle de Baztán. 

Foto de Kuadrillas.com


No podía más, debía pensar, debía decidir, debía dar un vuelco a su vida.

Le pareció ver que algo se movía. Se acercó y al rodear una gran piedra el suelo se hundió.

Al despertarse recordó lo sucedido. Se apartó el pelo de la cara con las manos e intentó incorporarse pero no podía, algo le impedía respirar. Supuso que tenía alguna costilla rota y empezó a gritar.

Durante un par de horas no pasó nada y se adormiló. De repente escuchó los fuertes ladridos de Thor, el perro de la casa rural en que se hospedaba. A continuación muchas voces, cuerdas, una camilla improvisada y su habitación, unos días de reposo y... Jon.

Daba gracias por ello cada día.






#150 palabras es una idea de Marta (Diario de Algo Especial)
Puedes leer más relatos si clicas aquí.


*Un día alguien va a abrazarte tan fuerte que todas tus partes rotas se juntarán de nuevo.

22 marzo 2015

#150 palabras: Cuéntame un cuento (dragones, trastos y bromas)

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Su nieta le había pedido un cuento nuevo, uno de dragones.

Mientras recogían todos los trastos y hacían bromas después de cenar recordaba otros cuentos, otros momentos, otras vidas...

"Érase una vez, comenzó, un pequeño dragón. Admiraba mucho a su padre tan enorme, con aquel chorro de fuego capaz de chamuscar un árbol a veinte metros y..."


¿Cuánto son veinte metros abuelo? interrumpió Jimena. Y sin darle tiempo a contestar continuó: ¿También admiraba a su mamá? ¿De qué color era? ¿Cuánto pesaba? ¿Cuánto medía? ¿Tenía hermanos? ¿Iba a la escuela?...



No pudo evitar sonreír. La quería muchísimo, pero era tan distinta a su madre...

Su madre, que de pequeña le escuchaba arrobada , bien arrebujada contra él, con los ojos brillantes hasta que el cuento acababa.

Daría cualquier cosa para volver atrás en el tiempo, treinta años atrás, y volver a tener entre sus brazos a su hija. 



#150 palabras es una idea de Marta (Diario de Algo Especial)
Si quieres, puedes leer más relatos aquí.


*Aprovecha cada momento. El tiempo no vuelve

19 marzo 2015

#Querido diario (marzo 2015): Nostalgia

By Utopía (kaykantauri-cronista)

Querido diario:
Hoy es un día perfecto para recordar. La lluvia cae suave, muy suave y eso hace que todo se ralentice y vuelvan los recuerdos.




Aquellos veranos en el pueblo sin nada más que hacer que vivir.

Los primeros días no tenía con quién jugar pero ya entonces me volvían loca los gatos de mis abuelas ("Niña, deja el gato que te va a dejar la cara como un mapa"), todos los perros de la calle ("La tiña vas a coger o la sarna o cualquier cosa mala"), los conejos, los burros y los caballos. 
Todos pensaban que de mayor sería veterinaria y aún me pregunto por qué no lo fui.

Aquellos días acompañaba a mi tía a regar al campo o a mi padre y mi abuelo en un pequeño viaje en mula (solo montaba yo y a veces el abuelo) a unos baños que decían que curaban los problemas de piel. Cenábamos leche de cabra recién ordeñada con pan y dormíamos en el suelo, sobre unas mantas, como en las películas del oeste. A la vuelta comimos sandía después de haber pasado la hora de la siesta bajo los árboles junto a un río.



Cierro los ojos y recuerdo los sonidos del campo, las noches azul oscuro con miles de estrellas, el sabor de la leche, el cariño de la voz del abuelo, las tardes de sol implacable y sobre todo el olor de mi padre, el tacto de sus manos mientras me acomodaba en las mantas, lo orgulloso que estaba porque yo no me quejaba por tonterías, porque disfrutaba, porque era muy feliz y él lo sabía.



Puedes leer otras entradas sobre El Diario aquí.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...